Boinas en la ciudad. La teoría de membrana como solución radical al problema.

En estos días, los habitantes de las grandes ciudades Españolas, especialmente Madrid, están percibiendo, con no poca preocupación como “una boina grisse les ha colocado encima. En realidad esto no es nada nuevo, tan sólo es que ahora se ve más.

De hecho, podríamos decir que en términos de contaminación ambiental, nuestro planeta todavía (y recalco el todavía) no está demasiado contaminado, si hablamos en términos de extensión. Ya que la mayor parte de este tipo de polución se localiza en las ciudades, fundamentalmente producido por los automóviles basados en los combustibles fósiles (gasolina y diesel).

Esto es algo realmente preocupante, ya que la mayoría de la población vive en las ciudades y la tendencia es que esta distribución aumente en los próximos años. Esto significa que también la mayoría de la población está expuesta a la contaminación ambiental.

Si hacemos caso a los políticos, no tenemos nada de qué preocuparnos; hay que esperar a que se vaya el anticiclón y que vuelva a llover para que todo vuelva a la normalidad. Pero pobre de nosotros si tenemos que fiarnos de ellos. La visión del político es clara y básicamente cortoplacista, por lo que su solución va a ser en esta linea.
Las enfermedades respiratorias y alergias crecen, también los coches!.

Evidentemente, si queremos vivir en ciudades limpias y saludables, donde ni nosotros ni nuestros hijos respiremos aire cada vez más contaminado, deberíamos empezar a pensar en alguna solución. No hay más que hablar con los pediatras para enterarnos que las enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio y las alergias están aumentando exponencialmente, sobre todo entre los niños.

Además, no hay que ser muy avispado para darse cuenta de que el número de coches, pese a la crisis (que al menos en este aspecto ha sido positiva), aumenta cada día, especialmente en los países emergentes (BRIC Brasil, Rusia, India y China). Y esto va a conllevar, por tanto un aumento en la polución de las ciudades. Estos toques de atención (el anticiclón) pueden ser positivos para despertar conciencias y así darnos cuenta de la magnitud del problema y por tanto estar más predispuestos a una solución.

De todas formas, no hay nada mejor que ver cómo se ensucian las cortinas de hollín en las casas cercanas a las grandes vías de comunicación rodada.

La solución no es fácil, ni desde luego económica, pero sin duda necesaria.

Ahora también nos hemos dado cuenta, que las ciudades desarrolladas bajo un modelo de construcción extensiva no son ecológicas, obligan a desarrollar grandes y costosas infraestructuras y además, sus habitantes tienen que usar más el coche, contaminando más y consumiendo más gasolina y por ende petróleo.

El consumo excesivo de petróleo, además nos genera varios problemas estructurales muy importantes, como es la dependencia de los países productores de crudo, y por tanto de sus caprichos lo que nos sitúa en una situación estratégica débil en el contexto internacional. Además los vaivenes de los precios del barril impactan directamente en nuestro IPC, siendo este aspecto no controlable actualmente.

R-R-R (Reduce-Recicla-Reusa).

Volviendo a la  contaminación en las ciudades, si hacemos caso a lo dicho en las líneas anteriores, si fuésemos capaces de reducirla, impactaríamos directamente en la calidad de vida de un gran número de habitantes, ya como hemos indicado en las ciudades es donde se concentra la población y donde la contaminación es mayor. Vamos, que aplicaría la ley de Pareto (Un número reducido de causas generan la mayor parte del problema, por lo que si se detectan esas causas y se actúan sobre ellas, la eficiencia de la solución será mayor).

Pero ya está bien de quejarnos, ¿Qué se puede hacer?

Personalmente pienso que las soluciones que se plantean a largo plazo y basadas en las intenciones son claramente insuficientes y puede que pasado el tiempo, nos demos cuenta que han llegado tarde. Por lo que abogo por ser radicales en el planteamiento y en la solución.

Bajo mi punto de vista la solución pasaría por:

  • Mejorar el transporte público desde las áreas metropolitanas de las ciudades y en la conexión dentro de ellas.
  • Eliminar completamente los vehículos de combustión fósil de las ciudades.
  • Implantar sistemas de uso de vehículos eléctricos, bien sean privados, públicos o alquiler (car sharing).

Hace unos meses, después de reflexionar sobre este tema, se me ocurrió la idea de lo que denominé “La teoría de la Membrana“. Que consistiría en cerrar el acceso de los vehículos de combustión a las ciudades de forma que todo el transporte se realizase mediante vehículos eléctricos no contaminantes.

La Teoría de la Membrana

Para ello, se deberían construir grandes aparcamientos en las zonas exteriores de las ciudades, que funcionarían a modo de intercambiadores, ya que si algún vehículo de combustión tradicional llegase desde las afueras, éste debería dejarse aparcado en los intercambiadores y sus usuarios podrían elegir diferentes opciones de movilidad; alquilar o compartir un vehículo eléctrico de una compañía privada, usar uno de su propiedad, usar una bicicleta o finalmente acceder al transporte público (también eléctrico).

La idea parece un poco radical en el planteamiento, pero hay arquitectos que están proponiendo soluciones similares para reducir el acceso de los vehículos a las ciudades (o esconderlos, por ejemplo hay una propuesta de enterrar el tráfico rodado en la Gran Vía de Madrid). Si bien en mi opinión son soluciones más políticamente correctas pero que no se enfrentan con decisión al problema.

La implantación de este sistema evidentemente choca con la necesidad de la renovación del parque automovilístico, sobre todo en tiempos de crisis como los que vivimos, y además hace surgir nuevos paradigmas en el comportamiento social, como:

  • Privilegiar a los propietarios de vehículos eléctricos.
  • Reordenar el aparcamiento dentro de las ciudades.
  • Mejorar el transporte público.
  • Facilitar el uso de la bicicleta.

Y algunos problemas, insalvables?

Técnicamente el modelo se puede implantar, económicamente también, sobre todo si funcionase realmente el mercado de los derechos de emisión de CO2. En cualquier caso es una cuestión de priorización en los Presupuestos Públicos.

Pero los mayores handicaps serían:

  • Cambio de mentalidad del usuario; pasar de pensar en el coche como en un artículo de consumo a valorarlo como un servicio. Es decir, en vez de comprar o usar un coche, lo que hago es consumir un servicio de movilidad.
  • Reconversión del parque automovilístico en muy poco tiempo.
  • Reconversión de la industria del automóvil, que deberían abandonar la producción e investigación de vehículos de combustión interna e incluso los híbridos y centrarse en los eléctricos.
  • Asunción por parte de las empresas petroleras que su rol ha cambiado y que el uso de combustibles fósiles debe disminuir hasta desaparecer por completo.

Y el más importante:

  • Valor por parte de los políticos para implementar leyes y medidas que obliguen a los lobbies a hacer lo mejor para el planeta y no lo mejor para sus cuentas de resultados.

Es posible, si se quiere!

Si lo pensáis, el planteamiento de la solución es más o menos sencilla, el problema al que nos enfrentamos es básicamente político. Y al final, aunque no nos guste decirlo, los políticos son el reflejo de las necesidades de la sociedad. Por lo que el cambio se debe producir desde cada uno de los ciudadanos y se debe transmitir a los Gobiernos que nos gobiernan. El ejemplo de los países como Túnez y Egipto, nos dice que sí es posible cambiar si el pueblo lo quiere realmente.

Para finalizar también deberíamos hacer una reflexión sobre el uso de la energía eléctrica para los vehículos eléctricos; si para conseguirla tenemos que quemar más carbón o petróleo en las centrales térmicas, no habremos conseguido el resultado deseado. Por lo tanto es necesario otro modelo para la generación de energía y creo que comprarla a Francia de sus centrales nucleares no es el mejor camino.

Los mejores artículos sobre Gestión de Proyectos.
Suscribirse
Un único mensaje al mes
2018-03-21T10:43:15+00:00

Sobre el autor:

Ángel Nájera Pérez
PhD en Gestión de Proyectos
PMP® PRINCE2® Practitioner RMP® SDC/SMC/SPOC®, Auditor ISO 21.500
CEO Wolf Project
+34 607 147 641
angelnajera@wolfproject.es

3 Comments

  1. Estoy de acuerdo con Enrique en la dificultad de convecer a los políticos porque, como bien dices, sus prioridades son otras.

    Yo creo que sí podemos hacer algo.

    1. Muchos se han enterado de que hoy hay que apagar la eléctrica a las 10 en protesta por la subida de la luz. La mayoría se han enterado por las redes sociales. Hagamos campaña en las redes sociales para votar a los verdes en las municipales y autonómicas. Total, antitaurinos y otros raros ya consiguieron votos con un poco de ruido y de paso se le da una lección a los grupos mayoritarios.
    2. A título personal, el próximo coche que me compre será, al menos, híbrido. Campaña por los híbridos y eléctricos en las redes!!!

    La era digital comienza a coger fuerza, que le pregunten a los dirigentes árabes, utilicémosla para el bien de la humanidad.

  2. angel 14/02/2011 en 4:45 pm - Responder

    En mi opinión todo es cuestión de prioridades; ¿Cuánto dinero se ha gastado en reflotar a los bancos que lo han hecho fatal?, o ¿Cuánto se gasta en subvencionar al cine español para películas que en algunos casos no ve nadie?

    El modelo que propongo puede generar un montón de negocios nuevos; electrogasolineras, parkings, alquiler de vehículos,…

  3. Enrique Tarragó Freixes 14/02/2011 en 12:55 am - Responder

    Ok a casi todo, pero ¿quien me cambia el coche actual por uno eléctrico, mañana por la mañana.
    Me parece que, al menos, tardaremos 25 años en que eso que tan atinadamente preconizas como la única solución posible a nuestras boinas, se produzca con plenitud de uso y servicios.
    Me temo que no es a mi a quien hay que convencer, me refiero a la gente de a pie, gobernantes, inversores, productores y economistas progres, todos ellos juntos, tienen la llave del asunto. Yo ya no puedo reciclar más, ni R-R-R, más.

Deja tu comentario

Buscas contenido de calidad

Te ofrecemos la mejor documentación en español sobre Gestión de Proyectos, PMP, Scrum, Prince 2, etc.
Descargas GRATIS
close-link
Los mejores artículos sobre Gestión de Proyectos.
Suscribirse
Un único mensaje al mes
close-image
Los mejores artículos sobre Gestión de Proyectos
Suscribirse
Un único mensaje al mes.
close-image

¿Deseas Mejorar tus Habilidades en Gestión de Proyectos?

¿No quieres largas clases teóricas ni exámenes de certificación?

¿Prefieres unas pocas sesiones prácticas con ejemplos reales que puedas aplicar en tus proyectos?
Taller de Gestión de Proyectos
close-link
Taller de Gestión de Proyectos