Cómo torturar a un Project Manager según Berkun.

Todos sabemos que hay especialistas en boicotear reuniones, equipos y en general en hacer mucho más difícil lo fácil, o de complicar muchísimo lo que ya de por sí no es sencillo.

Sus motivaciones pueden ser muy variadas, a veces se nos pueden antojar incomprensibles o indescifrables. Pero toda acción tiene una causa; tal vez tan sencilla como que al boicoteador le cae mal un determinado miembro del equipo. Esto es un síntoma de poca profesionalidad y de traición a la empresa que le paga, ya que está penalizando el funcionamiento del grupo y por tanto empeorando sus resultados y… haciendo perder dinero.

A lo largo de mi vida profesional me he topado con alguno de estos seres, en concreto tuve la oportunidad de tratar con uno cuyo objetivo vital era el de desacreditar y boicotear cualquier propuesta o decisión de cualquiera que no fuera él o alguien de su cuerda. Esto supuso una ruptura en el entendimiento de los trabajadores de la empresa y consiguió hacer difícil lo fácil.

Una vez pasado el tiempo e intentando ver la situación con perspectiva, la conclusión es que la que más perdió fue la empresa. Ya que gran parte del tiempo y del esfuerzo que se podría haber dedicado a mejorar los procesos y hacer mejor las cosas se dedicaban a las luchas instentinas y a atacar y defender las posiciones.

Al hilo de esto, he encontrado un artículo muy gracioso de Scott Berkun en el que enumera las 10 cosas que tienes que hacer para torturar a un Project Manager y hacerle la vida imposible elevando su nivel de estrés a tope!.

Son estas:

1- Ante peticiones o preguntas del PM nunca dar datos específicos o ciertos. Siempre hacer afirmaciones ambiguas como “probablemente”, “podríamos hacerlo” o “es posible”.

2- Pedir todo ASAP (As Soon As Possible) -cuanto antes-. sin decir específicamente para cuando.

3- Aprobar o estar de acuerdo con una decisión y la siguiente vez que se mencione el tema, decir que no tienes ni idea de lo que se está hablando.

4- Tómate largas vacaciones por sorpresa, dejando temas abiertos. 

5- No discutas ni estés desconforme con él directamente. Espera a que estéis los dos en presencia del jefe y entonces muestra tu intenso desacuerdo con él.

6- Cúlpalo por cualquier cosa, pero nunca le des ningún poder efectivo.

7- Acepta las convocatorias de reuniones inmediatamente, pero nunca aparezcas.

8- Evita las conversaciones telefónicas cortas y aclaratorias y en cambio mantén largas cadenas de largos correos amenazantes con copia a muchas personas para que se líe la cosa.

9- Una vez a la semana, intenta duplicar el trabajo, recortar los plazos a la mitad o descubre un nuevo agente en el proyecto.

10- Entra en sus planificaciones por la noche y cambia todas sus estimaciones por datos a voleo.

Algunos parecen un poco radicales, pero la verdad es que más de uno me es muy familiar… pero no porque los haga yo!!!

y tú?

2018-03-21T10:43:15+00:00

Sobre el autor:

Ángel Nájera Pérez
PhD en Gestión de Proyectos
PMP® PRINCE2® Practitioner RMP® SDC/SMC/SPOC®, Auditor ISO 21.500
CEO Wolf Project
+34 607 147 641
angelnajera@wolfproject.es

Un comentario

  1. Enrique Tarragó Freixes 29/04/2011 en 12:44 am - Responder

    Me he dado cuenta que esas 10 “recomendaciones” son muy válidas para otros muchos escenarios y hasta he notado que suena mucho y “nosedequé”
    Buen artículo, Angel

Deja tu comentario

Buscas contenido de calidad

Te ofrecemos la mejor documentación en español sobre Gestión de Proyectos, PMP, Scrum, Prince 2, etc.
Descargas GRATIS
close-link
Los mejores artículos sobre Gestión de Proyectos

Un único mensaje al mes.
Suscribirse
close-image