Cómo hacer que SCRUM funcione

Cada vez es más usual incorporar principios y enfoques ágiles en nuestros proyectos. De hecho, cuando trabajamos en el diseño e implementación de sistemas para mejorar la eficiencia en la gestión de los proyectos de una organización, vemos cómo es imprescindible incorporar estos enfoques, con mayor o menor intensidad, dependiendo tanto del tipo de proyectos que se desarrollan, así como de la cultura o incluso de las capacidades y características del equipo.

Barreras para implementar enfoques ágiles como SCRUM

Muchos son los retos a los que se enfrenta una organización, o un equipo dentro de ella, a la hora de usar enfoques ágiles; para hacerte una idea, te recomiendo leer el artículo “Implantación de metodologías ágiles: identificando barreras organizativas”. Para ampliar el tema, hoy quiero mostraros los resultados del estudio que ha realizado VERSIONONE sobre el estado de la adopción de marcos ágiles (12th anual State of Agile Report -2018-) en el que, además do otros resultados interesantes, indican las barreras o frenos más importantes.

Como podemos ver, la cultura de la organización y su resistencia al cambio, son los aspectos fundamentales que no se pueden obviar y que, en cualquier proceso de cambio se deben tener en cuenta. Otro aspecto a resaltar es el de identificar a un champion o un promotor con suficiente poder e influencia en la organización y, que, esté completamente convencido de que la adopción de enfoques ágiles va a generar beneficios claros para la organización.

Otra de las claves es la de demostrar a la organización y en concreto al nivel directivo, cuáles serán los beneficios concretos y cómo apoyarán y ayudarán a la organización a conseguir sus objetivos estratégicos.

Haz que SCRUM funcione

Dicho esto, y a la vista de los resultados del estudio que os hemos mostrado, el siguiente paso es identificar qué hay que hacer para sobreponerse y superar las barreras. Muchas son las cosas que se pueden hacer; me gustaría enumerar las 5 buenas prácticas que deberíamos tener en cuenta mencionadas por Carl Weller, experto en gestión de proyectos ágiles en Equinox IT:

  1. Aprende sobre ágil: Es muy importante conocer las bases teóricas de la gestión ágil: “el conocimiento es poder”. De forma que se puedan aplicar a cada caso concreto, ganar reputación en la organización y además, poder explicarlos al resto de la organización.
  2. Afina tus habilidades: Cada equipo es diferente, por lo que hay que ser capaz de adaptar tanto su liderazgo como forma de gestionar dependiendo de la situación.
  3. Elimina lo que ya no te sirve: En el proceso de cambio, hay que ir adoptando formas de gestión horizontales y delegativas, abandonando las actitudes y herramientas que no aporten valor.
  4. Complementar las habilidades de tus colegas: No todos tus compañeros ni miembros de tu equipo tendrán ya adquiridas las habilidades necesarias para participar en un equipo ágil, por lo que un experto puede ayudar a su formación práctica.
  5. Ten la mente abierta: Quizás sea el más importante ya que el darse cuenta de que se pueden obtener mejores resultados cambiando la forma en la que usualmente gestionamos los proyectos, no es algo evidente. Por lo que estar dispuesto al cambio y a aprender nuevos enfoques es clave.

Si quieres saber más sobre cómo aplicar SCRUM en tus proyectos, te invitamos a visitar nuestra web www.wolfproject.es y a asistir a uno de nuestros cursos SCRUM MASTER CERTIFIED y GESTIÓN DE PROYECTOS ÁGILES CON SCRUM (NO SOLO PARA IT).

2018-12-18T14:14:10+00:00

Sobre el autor:

Ángel Nájera Pérez
PhD en Gestión de Proyectos
PMP® PRINCE2® Practitioner RMP® P3O® PMO-CP® SDC/SMC/SPOC®, Auditor ISO 21.500,
CEO Wolf Project
+34 607 147 641
angelnajera@wolfproject.es

Deja tu comentario

Los mejores artículos sobre Gestión de Proyectos

Un único mensaje al mes.
Suscribirse
close-image